Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/revistanana/public_html/class/db.class.php on line 45
Revista Nana | La revista

Entrevista a Alba Padró

Noticia publicada el 03-01-2019

Asesora de lactancia del grupo Alba Lactancia Materna e IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant), madre de dos hijas amamantadas de manera prolongada, autora del libro ”Somos la leche” y socia fundadora de LactApp, la aplicación móvil de referencia en lactancia materna. La pasión por la lactancia materna han traído a Alba Padró hasta la isla de La Palma, donde participó en las II Jornadas de Lactancia Materna organizadas por el grupo de apoyo a la lactancia materna Acerina, el 9 y 10 de noviembre del 2018 en la Villa de Mazo.

 

Tú fuiste una madre que se acercó a un grupo de apoyo con su bebé ¿Qué fue lo que te llevó allí?

Lo que me llevó a un grupo de apoyo, hace ya casi 19 años, fue la falta de información de los sanitarios que me acompañaron durante el parto y los primeros días de vida de mi hija, y la sensación de soledad que tenía. Con 23 años, sin referentes, me sentía muy, muy sola, de hecho, ni salía de casa. La primera vez que lo hice, a los 17 días de nacida mi bebé, fue para ir al grupo. Sobre todo la primera parte, yo no la sabía, la de necesitar apoyo de iguales, no fui consciente. No sabía si la maternidad tenía que ser a solas o acompañada y mi primera impresión fue que era bastante solitaria. Después me di cuenta que no tenía por qué ser así, que podía compartir con madres del grupo de apoyo, semanalmente y fuera del grupo, mi día a día.

 

¿Y qué hizo que quedaras hasta hoy “enganchada” a la lactancia?

Vengo de una base sanitaria, tengo formación de auxiliar de clínica, vengo de una familia de médicos y siempre me ha fascinado la ciencia. De pequeña me gustaba mucho mirar libros médicos, me apasionaba la biblioteca de mi abuelo y no me importaba revisarlos una y mil veces. Con la lactancia me reencontré con esa parte de la ciencia que me volvía loca, redescubrir cosas continuamente, a la vez que encontré algo que no conocía, que es el agradecimiento. Quería devolver a las mujeres que me habían ayudado y ofrecerle a las madres que vinieran detrás, lo mismo que yo había recibido. Creo que el sentimiento de agradecimiento no lo tenemos muy valorado y es un sentimiento muy potente que nos ayuda a mover cosas y a crear cosas increíbles, que es básicamente lo que pasa en los grupos de apoyo -mujeres, madres con hijos pequeños que trabajan y encima regalen sus horas de manera voluntaria a otras mujeres para que consigan lo que desean- me parece alucinante.

 

¿Cuáles crees que son los motivos que llevan a una mamá a decidir no amamantar o destetar antes de tiempo?

Amamantar es un proceso muy complejo que requiere de buena información y mucho apoyo. Por desgracia, lo tenemos muy complicado. Las mujeres tenemos que ser superwoman, hacer muchas cosas y todas bien y la lactancia es otro reto que nos proponemos y que no siempre es fácil cumplir. Durante el embarazo todo está súper medido, nosotras y nuestros bebés perfectamente controlados y una vez nace el bebé,  te encuentras sola, desinformada o con información contradictoria, tienes que volver al trabajo muy pronto... nadie te ayuda ni te apoya con la idea de mantener la lactancia materna, es más, todo el mundo le quita importancia y te dice que no pasa nada porque le des leche de fórmula, que se crían igual y que no te preocupes... todo esto no nos lo pone nada fácil. Las estadísticas están ahí para decirlo, muchas madres desisten, muchas antes de lo que les gustaría.

 

¿Cuáles son las dudas más frecuentes en las madres primerizas? ¿Y en los padres?

Los padres consultan muy poquito, algunos lo hacen al principio, cuando los bebés son muy pequeños, cuando la madre no puede hablar o se siente indispuesta para hacerlo. La mayoría de las veces nos comunicamos con las madres y las dudas son extremadamente variables y depende del momento en que hagan la consulta. De repente la lactancia a empezado sin complicaciones y no tienen dudas hasta la incorporación al trabajo o bien, empiezan a tener dificultades desde el hospital entonces las dudas son sobre el dolor, de cómo colocar al bebé...

Entonces podríamos decir que la principal, la vuelta al trabajo, luego dolor al amamantar y después todo lo que forma parte de mitos de la lactancia (en relación a la alimentación, a la sexualidad, a hábitos de belleza como la depilación o el tinte y cosas por el estilo).

 

Con el afán de ayudar, a veces papá se ofrece a dar el biberón para que mamá descanse... ¿cuál debería ser el rol del padre (o pareja) en la lactancia materna?

Hace algunos años no teníamos muy en cuenta el papel del padre en la lactancia materna y pensábamos que las recomendaciones que se daban desde los grupos de apoyo y desde los sanitarios tenían mucho más peso en el éxito de la lactancia que el apoyo de la pareja o padre. La última evidencia ha demostrado que la implicación de la pareja es lo que consigue que las madres sigan adelante con la lactancia materna, estén más tiempo amamantando y tenga mayor sensación de plenitud, con lo cual ,el papel del padre es fundamental desde el embarazo.

 

“El bebé es responsabilidad de los dos. Mamá y papá, tienen que implicarse en la lactancia”

 

De la misma manera que la madre se prepara, tendría que hacerlo el padre, porque el bebé es responsabilidad de los dos, con lo cual toca que los dos se informen, que acudan a grupos de apoyo y que los dos sepan de lactancia porque cuando lleguen las dificultades, a la madre, que estará sobrepasada y agotada, le será complicado gestionar ella sola estas circunstancias. Si a su lado tiene a alguien que se ha informado, que está sereno y que puede dar un punto de vista correcto y útil, la lactancia irá infinitamente mejor.

La lactancia diferida no hará que la madre descanse más, sino todo lo contrario, porque tendrá que darle teta al bebé y, a su vez, sacarse leche para que otra persona se la de al bebé. Además, si esto se hace, normalmente es por la noche y se puede producir una reducción de la producción de leche.

 

¿Cuál fue la sugerencia más ridícula que hayas oído sobre lactancia?

Recomendaciones ridículas hay infinitas... la leche de mala calidad, que las madres prepararen el pezón durante el embarazo sino no van a poder amamantar, acusarlas de no haberlo hecho y hacerlas sentir culpables porque no lo han conseguido...

Sugerencias absurdas como dejar de dar el pecho para que el bebé coma... cuando llegan al año es habitual que dejen de comer sólidos y solo se centren en el pecho, entonces empiezan los miedos y la recomendación es “no le des pecho y así comerá” , evidentemente comerá más porque le quitas parte de su nutrición pero no es la solución ni la recomendación adecuada.


Atiendes un teléfono de urgencia 24 horas los 365 días, presides una Asociación de lactancia, has escrito un libro, has creado una app, darás una asignatura sobre lactancia en el grado de Medicina de la Universidad de Barcelona... Información hay y tenemos ¿qué crees que nos falta para que haya más lactancias placenteras?

Estamos en la era en la que más información tienen las madres lactantes o las futuras madres sobre la importancia de la lactancia materna, aun así, la presión de las marcas y la cultura imperante, que sigue siendo “la del biberón”  hace que siga siendo complicado que las mujeres puedan elegir qué quieren hacer.

La información la tenemos, lo que nos falta seguramente es el apoyo, el apoyo tanto de la familia como de los profesionales. Que la madre se sienta contenida y ayudada en todo el proceso y que reciba mensajes similares y no contradictorios, que es lo que suele suceder, muchos miedos, muchos mitos que por más que parezcan absurdos siguen sin desterrarse y que muchísimas veces hacen que las madres dejen la lactancia.•

 

¡Gracias Alba!


Visita LactApp

Volver